Concerned male entrepreneur talking on cellphone and touching head in stress, worried middle aged businessman suffering problems with work, having unpleasant mobile call

Por qué nos cuesta tanto emprender.

La resistencia a emprender puede surgir por diversas razones, y estas pueden variar según la persona y su situación particular. Aquí hay algunas razones comunes por las cuales a algunas personas les cuesta pensar en emprender:

Miedo al fracaso: El miedo al fracaso es una de las razones más significativas. El emprendimiento implica asumir riesgos, y el temor a no alcanzar el éxito puede paralizar a algunas personas. Cambiar el enfoque del fracaso como algo negativo a una oportunidad de aprendizaje puede ayudar a superar este obstáculo.

Falta de seguridad financiera: El emprendimiento a menudo implica un período inicial en el que los ingresos pueden ser inconsistentes o pueden mermar tus ingresos actuales. Y si tienes responsabilidades financieras significativas puedes encontrar difícil dejar un trabajo estable para aventurarse en algo incierto o dedicarle el tiempo suficiente para hacerlo, mientras trabajas.

Cultura del empleo tradicional: Como sabemos que es una opción segura y estable, la idea de salirse de este camino preestablecido puede generar resistencia social y familiar, lo que hace que dudes a la hora de emprender.

Falta de experiencia o conocimientos empresariales: La falta de experiencia o conocimientos en el ámbito empresarial puede resultar abrumadora. Puedes sentirte inseguro acerca de tu capacidad para gestionar un negocio, desconociendo los aspectos prácticos del emprendimiento.

Zona de confort: Estar en una zona de confort, aunque insatisfactoria, puede ser un fuerte obstáculo. Cambiar de rumbo y aventurarse en lo desconocido implica salir de esa zona, lo cual puede generar ansiedad y resistencia.

Presión social y expectativas externas: Pueden influir en las decisiones de carrera que se hacen. La elección de emprender puede ir en contra de las expectativas familiares o culturales, lo que dificulta la toma de esa decisión.

Falta de claridad en los objetivos: Algunas personas pueden sentirse abrumadas por la falta de claridad sobre sus objetivos empresariales. La falta de un plan sólido o un propósito claro puede hacer que emprender parezca una tarea monumental.

A pesar de estos desafíos, muchas personas superan estas barreras y encuentran el emprendimiento como una fuente de satisfacción personal y profesional. La clave está en abordar cada obstáculo de manera gradual, adquirir conocimientos, establecer metas claras y, en última instancia, encontrar el equilibrio entre la seguridad y la búsqueda de oportunidades. Y en todo este camino tendrás a Go PlanBe, te esperamos.a

Scroll to Top